Blogia
Puertopadrense

El lamento del mar

El lamento del mar

Por: Julián Puig Hernández.

La bahía de Puerto Padre parece estar en calma, su color azul se trastoca a un verdoso que es producto de una fusión, es la resultante de la suma de aguas albañales y residuos industriales.

Allá, bien abajo, bulle un calor poco común, por la mezcla química y arde, como una úlcera descarnada o una gastritis reacia a soportar los ácidos que se depositan allí por pura inercia.

Se vuelve difícil la visibilidad en la bahía, por la suma de impurezas depositadas por más de un siglo, y los peces tampoco pueden ver, porque no hay transparencia en las aguas o porque los depredadores fustigan y remueven insistentemente, con el arrastre de redes y chinchorros, las cuevas donde viven. Es difícil sobrevivir a tanta irracionalidad.

La bahía aspira a que llueva, para que se le refresque el rostro, porque los ríos no le tributan el agua necesaria y el calor es inmenso, penetrante y denso. Tampoco llueve, los añejos bosques, que tenían por herencia el conjuro para atraer los truenos, los chubascos y las tempestades, fueron cercenados.

La bahía espera porque el hombre tome plena conciencia de ella, y le devuelva la vitalidad que tuvo, del cobijo que le da a cientos de especies marinas que alimentan sanamente al propio hombre.

La bahía tiene, a pesar de todos los insultos, una esperanza lozana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Curile -

Buen trabajo,la señora Rosa E Simeon ministra en medio ambiente murió sabiendo de todas esas barbaridades.Por décadas el central Guiteras bomito para la bahía toneladas de desechos químicos,hoy en día la principal causa de muerte en puerto padre es el cáncer.

carlos mora -

Deberia darnos verguenza y tomar un poco de conciencia para salvar nuestra bahia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres